Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El panista Ricardo Anaya censuró la dictadura en Cuba y abogó porque se instaure un régimen auténticamente democrático en la isla.

Tras las manifestaciones que protagonizaron miles de cubanos en demanda de alimentos y medicinas, Anaya también fustigó “la actitud” que ha asumido el Gobierno de México frente a la crisis en Cuba.

“La gente no sólo vive en la opresión y en el miedo propios de una dictadura, sino que además, en estos momentos, en medio de una pandemia, se están muriendo por la falta de alimentos, de medicinas y de hospitales. Por eso han salido a las calles: ha pedir lo básico para subsistir”, planteó el ex candidato presidencial.

“Lo que cabe exigir es que el Gobierno de Cuba atienda los legítimos reclamos de su gente. Que Cuba transite por fin, después de 62 de una dictadura, hacia un régimen auténticamente democrático”.

En un video, Anaya presenta el testimonio de un cubano que pide “luchar por la libertad” porque el pueblo no resiste más.

“Nos están matando. Represión, represión y represión”, expresa el hombre.

Anaya contrasta el testimonio con declaraciones del Presidente Miguel Díaz-Canel, quien advirtió que ningún gusano ni mercenario va a tomar las calles.

“Tiene que pasar por encima de nuestros cadáveres si quieren enfrentar a la Revolución”, afirma Díaz-Canel.

“Qué bajeza: un Presidente alentando a sus leales a su Revolución, para que repriman o de plano maten a los que protestan. A eso lleva la polarización”, advierte Anaya.

El panista también muestra al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, emulando a Hugo Chávez cuando el venezolano decía: “Ya no me pertenezco…”

“Pero no sólo es que usen las mismas palabras. Es la actitud que asume el Gobierno de México respecto a otros países. López Obrador nunca ha entendió al mundo. Y la crisis de Cuba lo demuestra otra vez. Culpar únicamente al bloqueo (estadounidense) de la gravísima situación que hoy padece la población cubana, es absurdo. La realidad es que las dictaduras comunistas han sido un fracaso en todos los países donde se han implementado”, asegura Anaya.