El gobernador Martín Orozco Sandoval anunció que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) otorgó el aval al Laboratorio Estatal de Salud Pública de Aguascalientes para realizar pruebas que detecten nuevas variantes de COVID-19, tales como Ómicron y otras cepas que puedan surgir en un futuro; además de que su personal llevará a cabo tareas de investigación en este sentido.

En este sentido, el mandatario reconoció el trabajo de hombres y mujeres que diariamente investigan e innovan en pro de la salud de las familias de Aguascalientes y México, refiriendo que con esta autorización se beneficia a todo el país, pues actualmente solo nuestro laboratorio y el de Nuevo León podrán realizar labores de detección e investigación.

Por su parte, Miguel Ángel Piza Jiménez, secretario de salud en Aguascalientes, manifestó que el centro de estudio tiene la capacidad de detectar oportunamente las diferentes variantes de este virus que pudieran circular en el estado, con el fin de poder dar respuesta inmediata, instalar los cercos epidemiológicos necesarios y aplicar las mejores estrategias para continuar afrontando la epidemia.

Así mismo, Sabel Hernández Zavala, directora del Laboratorio Estatal de Salud Pública, explicó que ahora se podrán efectuar pruebas que detecten la cepa Ómicron y otras posibles variantes; sin embargo aclaró que se definirá en breve los criterios para determinar a qué pacientes se les realizará este tipo de prueba que de igual manera será de tipo PCR.