La proliferación de scooters eléctricos en la ciudad ha planteado nuevos retos para la legislación vial, según la diputada Mayra Torres Mercado, presidenta de la Comisión de Movilidad Sustentable y Transporte del Congreso del Estado, quien precisó que estos vehículos no deben circular por las banquetas y requieren una regulación específica para garantizar la seguridad de los usuarios y de los peatones.
La legisladora informó que actualmente se está trabajando en una iniciativa para modificar la ley y adaptarla a las nuevas realidades del transporte urbano. Esta modificación incluirá la asignación de placas y el pago de permisos para los scooters eléctricos, a semejanza de lo que ya se está implementando en otras ciudades como Mazatlán.
«Es imprescindible que los scooters sean reconocidos como un vehículo más y, por tanto, deben circular dentro de las ciclovías y no en las aceras», afirmó Torres Mercado.
Además, destacó la importancia de integrar medidas de seguridad en la nueva normativa, como el uso obligatorio de cascos y posiblemente otros accesorios protectores, cuyos detalles se definirán en colaboración con expertos y la Coordinación de Movilidad.
La diputada Torres subrayó que la falta de cultura vial es un problema persistente, lo que subraya la necesidad de campañas de educación. En este sentido, ha solicitado la colaboración del Instituto de Educación y la Coordinación de Protección Civil para implementar programas educativos que puedan ser accesibles incluso mediante tecnologías móviles.
La propuesta de ley se espera presentar en los próximos dos o tres meses, tras calcular el impacto y la cantidad de usuarios que ya utilizan estos dispositivos en la ciudad. «La realidad es que el número de scooters está aumentando debido a su economía y funcionalidad, especialmente en áreas urbanas densamente pobladas», concluyó Torres Mercado.