Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que analiza presentar una iniciativa ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para que se regresen a los países de origen las piezas de patrimonio histórico que se encuentran en el extranjero.

En el contexto de la búsqueda de piezas en países europeos, para ser exhibidas en México el próximo año, el Mandatario indicó que la idea es que sea un “acto voluntario” por tratarse de una política colonialista que ya no debe permitirse.

“Yo estoy pensando seriamente en que presentemos una iniciativa en la ONU para que todo ese patrimonio histórico regrese los pueblos de donde son originarias esas piezas y que sea un acto voluntario de quienes poseen esas piezas”, señaló.

“Porque es parte de una política colonialista que ya no debe de permitirse en el mundo. Ese es el planteamiento que hay que analizar y por lo pronto ver qué logramos nosotros conseguir con pueblos que ayuden, con gobiernos que ayuden”.

En su conferencia mañanera en Palacio Nacional, López Obrador dijo que presentaría dicha iniciativa por la “actitud” de algunos países, en referencia a naciones que han dicho no a la petición del Gobierno mexicano.

López Obrador sostuvo que “no se pierde nada” si el próximo año se exponen en México piezas que actualmente están en otros países, y puso como ejemplo la exhibición actual de la cultura olmeca en París.

¿Como qué países?, se le preguntó.

“Vamos a esperar, vamos a esperar, pero consideramos que la exhibición, como algo mínimo elemental de las piezas en los lugares de origen debe de garantizarse como algo mínimo, porque son piezas originarias de los pueblos”, expresó.

“Y si están en museos del extranjero pueden ser visitada, si acaso, por las élites de los países de donde son originarias esas piezas, pero no por el pueblo, el pueblo no va a tener acceso, ¿quién va a Londres, ¿quién va a París, quién va a Madrid, quien va al Vaticano, a los museos?”, cuestionó.

Cuestionado sobre los resultados de la gira de su esposa Beatriz Gutiérrez por países europeos, precisamente para negociar el préstamo de piezas, el Presidente dijo que se avanzó en esa misión para el pueblo mexicano conozca piezas que “se llevaron” y son desconocidas.

“Se avanzó en esta misión de ir a conseguir, a buscar, a que nos presten, si no es que nos devuelven lo que es de México, que nos presten esas piezas arqueológicas, históricas, para que se expongan el año próximo que se van a cumplir 500 años de la invasión a la actual Ciudad de México, antes Tenochtitlán y 200 años de la Independencia”, mencionó.

“Entonces, vamos a conmemorar estas fechas, exaltando, dando a conocer la grandeza de México. Entonces en el extranjero hay muchos testimonios, piezas, códices que demuestran la fortaleza, la grandeza cultural de México, entonces queremos que haya exposiciones de todas estas piezas y muchas otras actividades culturales”.

El Mandatario reconoció que si bien están haciendo el esfuerzo de traer piezas, no es fácil porque hay mucha piratería y los países que las tienen no quieren devolverlas.

“Pero bueno, estamos haciendo eso, ya cuando tengamos más información aquí se va dar a conocer, cómo va lo de la organización de los festejos para el año próximo”, agregó.