La Secretaría de Servicios Públicos Municipales admitió que existe poca capacidad para hacer frente al riego de espacios verdes, debido a la imposibilidad de utilizar agua potable y a la insuficiencia de las líneas moradas disponibles.

Su titular, Carlos España Martínez, señaló quese utilizan nueve pipas para el riego, pero son insuficientes para cubrir la demanda actual. Ante esta situación, se ha autorizado la adquisición de tres pipas adicionales para incrementar la capacidad de suministro de agua.

Sin embargo, el principal desafío radica en la instrucción de no utilizar agua potable para el riego, lo cual ha obligado a replantear los métodos de suministro. Aunque el agua potable es más accesible, se está trabajando en mejorar las líneas de conducción de agua tratada en colaboración con Inagua y otras entidades relevantes.

En cuanto al número de líneas moradas necesarias, estimó que se requieren al menos 25 para garantizar un nivel adecuado de riego. España Martínez señaló que a pesar de que existen empresas que están dispuestas a proporcionar agua tratada, se necesita fortalecer los proyectos de conducción de líneas moradas para aprovechar este recurso de manera más efectiva.

En términos de volumen, actualmente se utilizan alrededor de 200 mil litros diarios de agua tratada para el riego, pero esta cantidad es insuficiente para cubrir las necesidades de las áreas verdes del municipio, que abarcan casi 4.5 millones de metros cúbicos.

El secretario concluyó señalando que se está trabajando en encontrar soluciones innovadoras y eficientes para abordar este desafío y garantizar el adecuado mantenimiento de los espacios verdes municipales.