Antonio Baranda y Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno federal amplió su catálogo de vacunación al considerar la llegada de 24 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V, sin embargo todos los proyectos de inmunización a los que ha apostado se encuentran atorados.
Las autoridades sanitarias no contarán esta semana con ningún envío de la vacuna de Pfizer, cuya llegada fue aplazada hasta el 15 de febrero; tampoco cuenta con las dosis de CanSino, cuyo permiso sanitario está pendiente.
En el caso de la sustancia activa de la vacuna de AstraZeneca apenas comenzará su proceso de envasado en una planta del Estado de México.
Ante este escenario, las autoridades habían previsto para esta semana la llegada de 400 mil dosis de la vacuna Sputnik V, sin embargo fue hasta ayer que el Presidente Andrés Manuel López Obrador destrabó la gestión luego de una llamada con el Mandatario ruso, Vladimir Putin.
“Concluyó llamada del Presidente López Obrador con Vladimir Putin. Como resultado, Hugo López Gatell podrá avanzar con respaldo del Gobierno ruso para asegurar arribo de la vacuna Sputnik V a la brevedad”, resumió el Canciller Marcelo Ebrard.
Gilberto Castañeda, académico e investigador del Departamento de Farmacología del Cinvestav, advirtió que los resultados de los estudios fase 3 de la vacuna rusa Sputnik V no son públicos, por lo que no se conoce su efectividad e inocuidad.
“Tenemos una opacidad, una falta de transparencia. Si no tenemos transparencia cómo decidimos la compra”, advirtió el especialista.
El infectólogo Alejandro Macías confió en que la Cofepris evaluará la vacuna antes de avalar su uso entre la población.
Las dosis de Sputnik para México se elaborarán en la India, Kazajistán y en Corea del Sur, informó la empresa productora.
Los países que han adquirido la vacuna rusa son Argentina, Nepal, Uzbekistán, Corea del Sur, Brasil, Venezuela, India, Egipto y Hungría.
El subsecretario de salud, Hugo López Gatell, dijo que esperan recibir la vacuna rusa en febrero y que la Cofepris ya cuenta con los resultados de la fase 3 que están próximos a ser difundidos.
“No llegará el producto ni se utilizará a menos que tenga la autorización de la autoridad sanitaria, que es Cofepris”, aseguró.
Respecto a la vacuna de Moderna, López Gatell dijo que en cuanto haga llegar su documentación de evidencia de seguridad y eficacia podría ser consideradas para autorización de uso aunque no necesariamente para compra.
“Tenemos una propuesta completa de contrato con la compañía Janssen, de Johnson & Johnson, y estaremos deliberando en esta última semana si se concreta o no está opción de contrato hasta por 22 millones de vacunas”, indicó.