Martha Alicia Martinez Paredes 
Agencia Reforma

CDMX.- La Cámara de Diputados amplió el plazo para la prescripción de delitos sexuales en contra de menores de edad.

Por unanimidad, las y los legisladores modificaron los artículos 107 Bis y 205 Bis del Código Penal Federal para establecer que el periodo de prescripción de este tipo de ilícitos comenzará a correr a partir del día siguiente en el que la víctima cumpla 30 años.

Además, establece que serán imprescriptibles delitos como la pornografía infantil de menores de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de resistirlo, el turismo sexual y la reproducción, almacenamiento, venta y compra de material con contenido sexual en el que participen menores de edad, entre otros.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Justicia, la panista Pilar Ortega, indicó que de acuerdo con el INEGI, el delito de violación alcanza a mil 764 de cada 100 mil niñas, niños y adolescentes de entre 12 y 17 años, mientras que los tocamientos ofensivos y manoseos llegan a 5 mil 89 casos por cada 100 mil menores.

Ortega señaló que las actuales reglas en materia de prescripción no son suficientes para permitir que la víctima esté en condiciones de denunciar los delitos cometidos en su contra ya que, en el mejor de los casos, pueden denunciarlos hasta los 21 años, es decir, en un plazo de hasta tres años contados a partir de que cumplen la mayoría de edad.

“Un estudio realizado por el King´s College London muestra evidencia disponible que permite afirmar que la mayoría de víctimas de abuso sexual infantil denuncian este delito entre los 30 y los 40 años, y con base en esta evidencia, la Comisión de Justicia coincidió con la idoneidad de establecer los 30 años de edad como el momento en que comience a correr el plazo de prescripción”, explicó.

Celenia Contreras, de Movimiento Ciudadano, alertó que actualmente de cada mil casos de abuso sexual sólo se denuncian ante la justicia 100 y, de esos, sólo 10 van a juicio y uno llega a condena.

Estos datos, dijo, significan que la impunidad es del 99 por ciento, por lo que llamó al Gobierno federal a fortalecer esta reforma con acciones como políticas de seguridad y un proyecto de justicia integral.

“Esta reforma debe acompañarse de acciones legislativas y políticas de seguridad para que sean más efectivas, porque sin un proyecto de justicia integral se seguirán reproduciendo estas prácticas”, indicó.

La diputada del PRI Laura Barrera calificó estas modificaciones como trascendentes, dado el contexto de violencia en el que se encuentra la infancia en el País.

Dijo que se estima que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños sufren abuso sexual antes de cumplir la mayoría de edad, y que a las víctimas les lleva hasta 20 años hablar del delito.

“La propuesta que hoy se presenta constituye un muy valioso paso, pero faltan recursos, protocolos, política pública para atención a las víctimas, capacitación de funcionarios”, advirtió.