Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Feb.- El consejero electoral Benito Nacif amplió ante la Sala Superior del Tribunal Electoral federal la impugnación sobre la reducción de 10 por ciento a su salario.
La quincena pasada Nacif recibió la primera reducción a su sueldo, el cual, tras el recorte acordado por el Instituto Nacional Electoral (INE), quedó en 160 mil pesos netos mensuales.
En su denuncia, de la cual Grupo REFORMA tiene copia, el consejero alegó que lo anterior fue un agravio, una violación a sus derechos y un acto inconstitucional.
“Con este primer acto de aplicación queda en evidencia la afectación que la emisión de los acuerdos impugnados ha causado de forma directa en la esfera jurídica del suscrito y de los demás servidores públicos a los que les fue aplicado la reducción de su salario”, indicó Nacif en la ampliación de su queja.
El consejero aseguró que, al reducirse el salario de los altos funcionarios del INE, se compromete su independencia y autonomía.
“El salario en el caso de los consejeros electorales y del contralor general, más que una cuestión administrativa, es una garantía de legalidad e independencia”.
“La disminución en el salario vulnera el debido ejercicio de la función como consejeros electorales. La autonomía y la independencia en el desempeño de dichos cargos son principios sobre los que se fundamenta la función electoral”, indica la denuncia.