Después de casi 3 semanas de buscar la conmutación de la prisión preventiva en el Cereso de la salida a Calvillo por el arresto domiciliario para el ex diputado federal y ex secretario de Finanzas del Estado, Raúl Cuadra García y protegerlo así del COVID-19, se otorgó el amparo por parte del Segundo Tribunal Colegiado.

Julio Serna Ventura, abogado que buscó el amparo hasta lograrlo, explicó que se trata de un hecho sin precedentes, pues la intención era poner a salvo de algún posible contagio de COVID-19 a quien está bajo proceso, pero que es parte de la población vulnerable ante esta pandemia, por su estado de salud y ser de la tercera edad.

Hasta ayer por la tarde-noche, sólo faltaba reunir el monto de la fianza, que por cierto no dio a conocer pero, dijo que resultó tangencialmente más baja que si se hubiera logrado la libertad bajo caución, pues sólo fue para cumplir el compromiso de que terminada la contingencia regresará a cumplir su proceso.

El amparo fue otorgado por el Segundo Tribunal Colegiado en atención a una queja urgente por seguridad sanitaria con expediente 292/2020, y se giró la instrucción al Juzgado Sexto Penal para que siguiera los lineamientos y se conmutara la medida cautelar de prisión preventiva bajo la que se mantenía a Cuadra García desde octubre de 2018.

Relató que en primera instancia se hizo la solicitud del arresto domiciliario ante las autoridades del Cereso, sin embargo, argumentaron que adentro estaba más protegido del COVID-19 que afuera, puesto que no hay contagiados entre los que está privados de su libertad; esto orilló a dar un siguiente paso y fue el Juez Segundo de Distrito local el que negó la petición, y en tercera instancia fue la justicia federal la que otorgó el amparo y con ello la razón a la defensa, por la emergencia sanitaria que se vive actualmente.

Fue la tarde de ayer cuando se notificó al despacho de Serna Ventura y Asociados que se había otorgado la conmutación de la pena, pero sería solo en tanto pase la contingencia, “hasta ahora no se tiene conocimiento que esto se haya dado en otra parte del país durante esta temporada de contingencia sanitaria, por lo que sin duda alguna, esto sienta un precedente importante para el orden jurídico, pues se determinará el curso que deberán tomar este tipo de peticiones en todo México”.

En la resolución del Tribunal Colegiado se consideró la gravedad de la situación actual por la pandemia del coronavirus y consideró la Declaración 1/2020 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos del pasado 9 de abril y la de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que salió 9 días posteriores, que recomiendan a los países, incluyendo a México, como medidas para enfrentar el hacinamiento de las prisiones, reevaluar los casos de prisión preventiva para identificar a aquellos que puedan ser conmutados, atendiendo principalmente a la población con más riesgo en su salud.