Tras el avance de la Ley de Amnistía impulsada por el Gobierno Federal que contempla dejar sin mayores consecuencias legales a hechos delictivos como robos simples, delitos contra la salud -en dosis pequeñas-, así como transporte de narcóticos y hasta casos de aborto, el fiscal general del estado, Jesús Figueroa Ortega, estimó que dicha ley no tendría mayor impacto en Aguascalientes, al ser pocas las personas detenidas por esos casos particulares.

La Ley de Amnistía deja como delitos susceptibles: el aborto, que incluye a toda mujer que interrumpa su embarazo, así como a los médicos y personal médico que participe en el procedimiento.

Además los delitos contra la salud, por posesión de dosis pequeñas, así como por transportar narcóticos, siempre y cuando se trate de personas en estado de vulnerabilidad.

También aplica para aquellas personas que hayan sido condenadas por robo simple sin violencia y no reincidente, así como para presos políticos condenados por sedición, con excepción de terrorismo, entre otros delitos más.

En ese sentido, Figueroa Ortega detalló que en el caso de Aguascalientes actualmente existen personas procesadas por algunos de los delitos antes mencionados, sin embargo, de manera general, consideró que aquellos que se pudieran ver beneficiadas con dicha ley, será minoría.

«Podemos decir que no hay una repercusión importante en la población penitenciaria. Estamos hablando de no más de una docena de casos, quienes en su momento podrían ser sujetos a obtener su libertad», estimó.

¡Participa con tu opinión!