Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Luego que informe del Departamento de Energía de Estados Unidos advirtió que con la reforma eléctrica que impulsa el Gobierno federal aumentarían emisiones de carbono hasta 65 por ciento y los costo de generación subirían también en 54 por ciento, Marko Cortés, presidente del Partido Acción Nacional (PAN), acusó que mientras el mundo apuesta a la reducción de emisiones, Andrés Manuel López Obrador, de la mano de Manuel Bartlett, apuesta al pasado.

Tras señalar que la contrarreforma es cara y sucia, el dirigente panista consideró que los «caprichos» del Mandatario federal cuestan mucho a México.

«Mientras el mundo está apostando por la reducción de los gases de efecto invernadero, por la modernidad, las energías limpias y más baratas. Aquí en México, @lopezobrador_, de la mano de Bartlett, apuesta hacia el pasado», escribió en Twitter.

«La #ContraReformaEléctrica de Morena es regresiva, contaminante, cara y sucia. Los caprichos presidenciales están costando mucho a las familias mexicanas, cuando ese dinero debería dirigirse a la salud, seguridad y para generar empleos. ¡NO a la #LeyBartlett!»

Según un informe del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL, en inglés) los cambios a la Constitución propuesto por el Gobierno mexicano para otorgar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) una mayor participación en el mercado energético resultarían en un menor uso de parques solares y eólicos de México.

La NREL explicó que se aumentarían las emisiones de carbono entre un 26 y un 65 por ciento. Además aumentaría los costos de generación de electricidad entre un 32 y un 54 por ciento.