Noé García Gómez

¿Por qué es un tema de interés nacional la rendición de cuentas de Facebook y Twitter? Tal parece que para López Obrador sí.

Todo inicio en mayo del año pasado, cuando el presidente indicó que “pediría a las principales redes sociales rendición de cuentas acerca de la compra de publicidad y el uso de bots”. El mandatario afirmó que solicitaría a Facebook y Twitter su lista de clientes para saber cómo funcionan las campañas pagadas y si se utilizan cuentas artificiales para crear campañas en su contra.

Esta semana, se recrudecieron los embates del presidente, principalmente contra Twitter, ya que acusó a “su director” en México de militar y simpatizar con Acción Nacional.

La red social respondió oficialmente que “ninguna persona en Twitter es responsable, por sí sola, de nuestras políticas o acciones de cumplimiento, y es lamentable ver comentarios dirigidos a nuestros empleados como responsables únicos de las decisiones o reglas de la empresa”, ante ello usuarios y cuentas en pro de López Obrador enfocaron sus baterías contra las cuentas oficiales de nacionales e internacionales de manera masiva y utilizando Hashtags.

A lo que Twitter México respondió suspendiendo cuentas, principalmente tres de personas conocidas por su afinidad con MORENA que son @Miriam_Junne, @LOVREGA y @ElReyTuitero, cada una de las cuales tenía miles de seguidores. Desde la cuenta de @TwitterSeguro, la red social indicó que no se permitirá spam ni otro tipo de manipulación, entendida como la realización de “acciones masivas, de alta densidad o engañosas”.

Hasta hoy así esta la batalla, pero insisto ¿Por qué es un tema de primera importancia para el presidente de nuestro país? La respuesta puede estar en lo que se disputará este año, año electoral, ya que estará en la contienda la renovación de la Cámara de Diputados, que es la que determina el presupuesto del país, así como el control del Congreso de la Unión y el órgano legislativo.

Las elecciones de este año se llevarán a cabo bajo circunstancias totalmente distintas por la pandemia, y lo más probable es que no permitirá un proceso electoral como los habituales; por lo que la disputa de las campañas entre candidatos y partidos se harán en gran medida en la arena de las plataformas digitales, todo por acercarse de esta forma a los electores.

Por ello, es predecible que para López Obrador las redes sociales se han convertido en el espacio para poder posicionar, mantener y controlar su imagen pública y la de todos sus allegados políticos; y sabe que si no establece un precedente de respeto podrán incidir de una u otra forma en los electores, su principal temor surge por lo que pasó con las cuentas de Trump, que fueron suspendidas de manera unilateral por las empresas de redes sociales.

La disputa aún no termina, y todo parece indicar que será la agenda de las siguientes semanas, por lo que hay que estar atentos.

IG y TikTok: noe360gabinete

Twitter: noeg2