César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador no tiene calidad moral para hablar de combate a la corrupción si no sanciona a sus familiares y colaboradores cercanos, advirtió el líder nacional del PAN, Marko Cortés.

El dirigente opositor hizo referencia al nuevo video en el que se observa a Martín Jesús López Obrador, hermano menor del Mandatario, recibiendo dinero en efectivo de David León Romero, quien ya había sido exhibido en otro video entregando 400 mil pesos a Pío López Obrador, otro hermano del Presidente.

“Tras la difusión del video ahora con el hermano menor del presidente recibiendo dinero ilícito, López Obrador ya no tiene calidad moral para seguir hablando de combatir la corrupción, si no pone el ejemplo sancionando fuertemente a sus familiares y colaboradores más cercanos”.

“Se comprueba fehacientemente que sus hermanos recibieron dinero de manera ilícita y su negativa a reconocer los hechos buscando justificarlos, muestran una total incongruencia y confirma que el discurso del Gobierno morenista de combatir la corrupción es pura propaganda y persecución política”, acusó Cortés.

Lo observado en estos videos, agregó, podría ser apenas la punta del iceberg de la corrupción que envuelve a la familia presidencial, pues recordó el caso de la prima de Andrés Manuel, Felipa López Obrador, quien obtuvo contratos en Petróleos Mexicanos (Pemex) por 450 millones de pesos.

“No se puede ignorar que esa corrupción también se trasladó a su Gobierno”, expuso el líder del Partido Acción Nacional (PAN) en un comunicado.

“Estos hechos se deben investigar y castigar con todo el peso de la ley, como también debe hacerse con otros casos que involucran a su círculo cercano, tal es el caso de la tragedia de la Línea 12, que costó 26 vidas y ocasionó heridas a otras 78 personas”.

Para Cortés, en la tragedia del Metro es claro que los responsables políticos por su mala construcción son Marcelo Ebrard y Mario Delgado y, por la falta de mantenimiento, Claudia Sheinbaum.

“Hasta hoy el Gobierno ha actuado contra los adversarios aplicando todo el peso de las instituciones, pero contra sus cercanos otorgando impunidad total. Esto no se puede tolerar más”, dijo.

“El combate a la corrupción debe empezar de arriba hacia abajo y de adentro hacia fuera”.