Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que presionó a los Ministros de la Suprema Corte con respecto a la discusión del proyecto sobre eliminar la prisión preventiva de oficio.

«Puede ser que sí sea presión, porque tocamos el tema. Cómo no vamos a tratar el asunto si es delicadísimo», dijo en conferencia mañanera.

«Independientemente de que el Poder Judicial, la Suprema Corte, invalida un artículo de la Constitución y está interfiriendo en la esfera de otro poder, independientemente de eso, imagínense que el juez va a decidir, si una persona queda en libertad o se mantiene, si es el único, o sea se borra al Ministerio Público y el derecho de las víctimas y ¿a quiénes se libera? A los que tienen dinero, a los que tienen influencia. Es hasta un riesgo para los jueces, porque es plata o plomo».

El Mandatario insistió en que se tiene que buscar una auténtica legalidad y justicia, pues incluso hay muchos inocentes en prisión.

«Si, muchos, por lo mismo, por la corrupción, deben de ser miles, tienen que buscar una reforma a la Constitución y fijar un límite», comentó.

«Yo no hablo con jueces, yo hablo aquí, porque yo sé la importancia que tiene la fuerza de la opinión pública en una democracia».

Ayer, la discusión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre la prisión preventiva forzosa en México se quedó a medias.

Cuatro ministros rechazaron el proyecto que busca eliminar la prisión obligatoria, mientras que uno se manifestó a favor y los seis restantes darán su posición hoy.