Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que en las elecciones internas de Morena ocurrieron acarreos e inducción al voto, aunque, aseguró, las anomalías no fueron generalizadas pues se registraron en muy pocas casillas.

«Hay desde luego inconformidad, hay que mejorar cada vez más estos procesos para que no haya violaciones, acarreos, inducción al voto y hubo todavía ese tipo de prácticas, pero en muy pocas casillas, no se generalizó, no es como los opositores, los conservadores hubiesen querido».

El tabasqueño dijo que sus opositores han señalado fraude en las elecciones de consejeros de Morena, pero no se comprara a cuando le «robaron» la Presidencia en 2006.

«Porque estuve viendo que repetían y repetían de fraude y de irregularidades, pero no, nada qué ver con lo que ellos han hecho, nada, nada qué vez , no voy a hacer historia, a lo mejor solo para los jóvenes, pero cuando (Felipe) Calderón es candidato por su partido, contiende contra (Santiago) Creel, y aunque no era abierta la elección hubo acarreos y fraude, y ya como consta en el 2006, bueno, nada más se robaron la Presidencia».

En conferencia, el Mandatario federal subrayó que se trató de una buena jornada democrática en la que participaron alrededor de 2 millones 500 mil ciudadanos, por lo que felicitó a los dirigentes de Morena por la organización del proceso.

«Fue masiva la participación» (…) Es muchísimo porque muchos que no eran militares de Morena se inscribieron, al mismo tiempo se estaban afiliando a Morena por eso fueron muchos los que participaron y pues conducir esta jornada fue pues muy meritorio de los dirigentes Mario Delgado, Citlalli (Hernández), la secretaria, y muchos, dirigentes que ayudaron para la celebración de las elecciones».

«(…) EWntonces felicidades a todos los que participaron ayer, ojalá así se haga en otros los partidos, que en el bloque conservador convoquen a elecciones abiertas para decidir».

Este domingo, se eligieron 137 consejeros en 12 entidades del País, en medio de actos violentos, acarreos y voto inducido, por lo que morenistas de diferentes corrientes anticiparon que impugnarán el proceso interno ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido y ante el Tribunal Electoral.