A pesar de ser el sector agropecuario el que milagrosamente se ha sostenido en medio de la crisis económica y de salud que azota al país como al mundo, “es triste que el presidente de México, que quedó de apoyar al campo y dijo que ahora sí había llegado su momento, no ha cumplido” y son los más pequeños productores los que ahora sufren esa falta de apoyo.
Así lo externó el presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesús Guzmán de Alba, quien resaltó que sólo se ha hablado de recortes presupuestales, de retiro de programas para el campo y en fechas recientes hasta la eliminación de fideicomisos con los que también este sector era apoyado, de lo cual ya nada queda.
El trabajo que se ha hecho en el sector agropecuario ha sido satisfactorio, pues a diferencia de otros giros éste se ha logrado sostener sin recursos extraordinarios “a diferencia de otros sectores que han necesitado apoyos para no quebrar. De nueva cuenta el campo deja ejemplo de su fortaleza y rentabilidad”.
Reconoció que al principio de la pandemia se tuvieron meses complicados, al menos en el sector pecuario, pues la gente dejó de comprar carne para destinar su dinero a otros productos básicos y de emergencia, pero a estas alturas se tiene una reactivación en cuanto a ventas en el mercado doméstico y en el de exportación, pues la colocación de canales y ganado en pie también ha reaccionado, “creo que vamos a terminar el año bien”.
Sin embargo, y aunque se pretenda hacer oídos sordos a las exigencias ciudadanas, a quienes se desempeñan en la producción agrícola y pecuaria no se les olvidará que no ha habido cuentas claras sobre a dónde ha ido el recurso económico que antes se destinaba a los programas y apoyos para el campo, “el secretario de Hacienda sólo dijo que los cochinitos que tenían de los fideicomisos ya se habían gastado, pero no se dijo en qué”.
Debe dejarse de manifiesto que en el sector ganadero “estamos produciendo con mucha calidad carne de pollo, de res, de cerdo, todos; somos autosuficientes en este momento, se ha demostrado que es un sector que merece ser atendido para que siga siendo productivo, sobre todo los productores más pequeños que sí requieren del impulso “pues hay muchos que no tienen los recursos, quieren trabajar y a pesar de su esfuerzo les es muy complicado, es a ellos a los que se debe buscar el apoyo para que salgan adelante”.