No hay nada que celebrar a un año del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, así lo estableció el vocero del CEN del PAN, Fernando Herrera Ávila, quien consideró que el evento de este 1º de julio sólo es un evento masivo de culto a la personalidad, un mitin político de un ejercicio de retórica con verdades a medias.

En entrevista con El Heraldo, Herrera Ávila recalcó que el PAN ve a este evento como un acto meramente de partido, apoyado seguramente con recursos públicos, sin seriedad y sin ningún carácter republicano, un acto de comunión entre Andrés Manuel López Obrador con sus fieles, por lo que no es de extrañarse, que su discurso contenga citas bíblicas “en su afán evangelizador”.

Apuntó que el titular del Ejecutivo debería de comportarse como un verdadero estadista y reconocer que las cosas no van bien en el país, donde la violencia está en su nivel más alto en los últimos 20 años, la economía ha caído a sus niveles más bajos desde la crisis de 1994 y el empleo cayó 88% en mayo.

Herrera agregó que el Gobierno ha generado problemas como el desabasto de gasolina y de medicinas así como la gran crisis humanitaria con los migrantes y la cancelación del nuevo Aeropuerto Internacional, que generó pérdidas por más de 270 mil millones de pesos, “provocando la desconfianza en los mercados internacionales y detendiendo las inversiones en capital privado”.

Por todo lo anterior, dijo que el PAN exige al Gobierno Federal que se conduzca respetando el Estado de Derecho, que estimule el desarrollo de la iniciativa privada en el país, que los proyectos productivos se sigan implementando y fortaleciendo, que exista un discurso honesto para advertir cuáles son las carencias y las oportunidades, y que se haga una convocatoria pública “para reordenar lo que evidentemente es un desorden”.