Edgar Contreras 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- ¡Llegó la 14 para las Águilas! ¡América es campeón del Apertura 2023!

Con goles de Julián Quiñones, Richard Sánchez y Jonathan Rodríguez el América venció en tiempo extra 3-0 (4-1 global) a Tigres en el Estadio Azteca.

El Coloso tembló para celebrar al nuevo rey, al equipo que destronó a los felinos y evitó el bicampeonato, el capitalino que venció al club regio en una cada vez más candente rivalidad, el más grande de México y que goza con su «Ódiame más».

Ante 74 mil 954 almas, el América conquistó la Liga MX.

Y fue Raymundo Fulgencio el que tiró por el precipicio el trabajo de Tigres cuando fue expulsado al 80′ por un manotazo sobre Julián Quiñones. El cuadro regio, que rara vez pierde el control emocional, habría de enloquecer en tiempo extra.

Porque después de que Gignac detuvo los latidos de varios americanistas con un tiro de volea y de que Rafa Carioca hiciera lo propio al cimbrar el travesaño, el partido se iba sin goles, en parte también por las atajadas de Nahuel Guzmán, una de ellas en la volea de Diego Valdés y otra en un tiro raso, así como aquella falla de Quiñones con el marco abierto cerca del final de la primera mitad.

«No quiero que se vayan a penales porque ahí está Nahuel, la verdad es que es un buen portero», dijo un fan antes de la prórroga. Ese fan no imaginaba que medio minuto bastaría para que Quiñones reventara la pelota dos veces, primero con la diestra luego de la atajada del «Patón» y después con la zurda para que hirviera el Azteca.

Cuando se validó el gol, Nahuel se llevó la amarilla por sus reclamos, grave error porque unos minutos después tacleó a Quiñones en un contragolpe y se ganó su pase anticipado al vestidor, aunque en el camino le dijera de todo al cuarto oficial y que preso de la ira despejara la pelota hacia las gradas.

El América se reunió como si el partido estuviera por comenzar, en círculo, para calmar las emociones, para desde la tranquilidad construir el gol que al 103′ habría de marcar Richard Sánchez o de Jonathan Rodríguez al 120′, ambos al ángulo.

Y en el Azteca ahora sí se sentían campeones, ya contra nueve rivales, con un mejor fondo físico, a la espera de ese silbatazo final para celebrar que hoy 17 de diciembre el más grande de México se llama América.