Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- América echó a Miguel Herrera para volver a dominar la Liga MX, pero hoy ni siquiera está en zona de Liguilla.
Aunque se sobrepuso a un inicio titubeante y tuvo a Santos contra la pared por varios lapsos del segundo tiempo, un error en los últimos minutos le impidió regresar de Torreón con la victoria y el liderato del irregular Guardianes 2021.
En cambio, el empate 1-1 puso a Santos en el primer lugar del torneo, sin haber hecho un partido espectacular.
El equipo de Guillermo Almada le ganó la partida a los azulcremas, como si fuera un juego de ajedrez, el estratega movió sus piezas, hizo ingresar a Santiago Muñoz y Jesús Ocejo en el complemento, y estos jóvenes le cambiaron el rumbo al encuentro, en una jugada a velocidad combinaron su esfuerzo para encontrar la igualada a 9 minutos del final.
Muñoz hizo el gol, pero Ocejo fue quien mandó el disparo que generó el rechace del portero Óscar Jiménez.
Solari, en cambio, se vio más tibio en sus ajustes, como si se conformara con el gol que les daba la ventaja, como si lo hecho por Henry Martin al 43′, fuera suficiente para acabar con un equipo que nunca dejó de correr ni de ir a buscar balones.
La reacción del técnico azulcrema llegó muy tarde, cuando el conjunto lagunero les había hecho el empate; esta falta de pericia tendría que haber pesado más en el ánimo del América, que va a tener 2 partidos en fila en casa, donde tendrá que hacer valer la localía, como lo hizo Santos, negándose a darles el triunfo en bandeja de plata.
Este América tiene que mejorar en la contundencia, hizo 2 goles en las victorias de las Fechas 1 y 3; ayer se conformó y le cedió el protagonismo al cuadro lagunero.