Tras sostener una acalorada discusión con uno de sus hermanos, una mujer de 41 años de edad intentó quitarse la vida a punta de pistola, sin embargo, afortunadamente en el último instante se arrepintió, arrojando el arma al suelo, lo que provocó que se detonara sin que por fortuna causara daño alguno. Aún así, al intervenir elementos de Seguridad Pública Municipal, quien se identificó como Susana fue detenida por el delito de portación de arma de fuego.
Fue alrededor de las 16:21 horas de ayer, cuando el número de emergencia atendió el reporte en el cual solicitaban su intervención en un domicilio ubicado en la calle Río de Janeiro, en el fraccionamiento Santa Elena, en donde se habían escuchado detonaciones de arma de fuego. De esa manera, elementos del Destacamento Insurgentes acudieron al lugar del llamado. Al llegar lograron entrevistarse con el padre de la mujer detenida, identificado como Alfredo, quien señaló que una de sus hijas había sostenido una discusión con otro familiar, siendo que en determinado momento la ahora detenida amenazara con quitarse la vida, saliéndose incluso del domicilio. Sin embargo, instantes después la mujer decidió no hacerse daño arrojando el arma calibre .22, al momento de que cayó al piso se disparó. En el lugar fueron localizados dos cartuchos útiles.
En una primera instancia el arma de fuego no había sido localizada, ya que uno de los familiares de Susana presuntamente la había escondido, siendo el padre de la mujer quien finalmente hizo entrega a los oficiales del arma, la cual fue asegurada y trasladada a la Fiscalía General del Estado. La mujer fue detenida en espera de confirmar si es recibida por el Ministerio Público y si se genera alguna Carpeta de Investigación correspondiente.