La sequía se ha extendido al arranque del año 2023, generando escasez de agua disponible en los bordos y embalses, advirtió el dirigente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz.
“No hay agua en los abrevaderos, por ello se está solicitando que se puedan generar programas de apoyo de manera urgente con la finalidad de tener mayor disponibilidad del vital liquido para el ganado”, enfatizó.
Indicó que se está a la espera de que la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial abra las ventanillas de programas de apoyo dirigidos a la ganadería, luego de que la semana pasada se emitieron las convocatorias de apoyo a la agricultura.
“Al sector ganadero le impacta la falta de lluvias desde el año pasado y parece que este 2023 será igual”, consideró.
Argumentó que los ganaderos siempre tratan de producir sus propios forrajes para tener volumen de alimentos en reserva, pero lamentablemente no hubo la posibilidad de cosechar pasturas, pues la sequía del año pasado no lo permitió.
“La falta de lluvias está prevista hasta los meses de junio o julio, desde una visión propositiva, pero el problema es que ya no tenemos agua para alimentar al ganado y resultaría casi imposible que podamos producir forrajes sin que haya presencia de lluvias”, manifestó.
Franco Díaz señaló que la ganadería a nivel local tiene interés en producir sus propios forrajes para evitar impactos tan fuertes como los que se están registrando en este momento por falta de alimento y agua, recursos vitales para la producción ganadera de leche y carne.

Licenciado en Comunicación e Información especializado en Prácticas Informativas, con 10 años de experiencia en cobertura sobre administración pública, elecciones, educación, seguridad, justicia, economía, y empleo.