Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En su avance por el territorio nacional, “Grace” se internará hoy hacia el centro del país y podría llegar hasta el Estado de México como tormenta tropical, lo que dejaría lluvias intensas en la entidad, alertó ayer el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“En el caso de la Ciudad de México, esperamos entre 50 y 100 milímetros de precipitación, y en el Estado de México entre 100 y 150. Inclusive se está esperando que este sistema llegue al Estado de México como tormenta tropical y que los efectos de lluvia sean considerables”, indicó la tarde de ayer en conferencia virtual Alejandra Méndez Girón, coordinadora del SMN.

La funcionaria alertó además sobre la posibilidad de que, luego de cruzar el país, los remanentes de “Grace” se unan a otros sistemas para generar un nuevo ciclón, ahora en el Pacífico.

“De acuerdo a los modelos de pronóstico, se espera que el sistema cruce todos los estados del centro y salga entre los límites de Jalisco, Michoacán y Colima. Se espera que se una otro sistema tropical y sistemas de baja presión y puedan dar lugar a un nuevo ciclón. Existe un 80 por ciento de probabilidad de que este sistema se acerca a las costas de Baja California Sur”, apuntó.

A las 22:00 horas de ayer el ciclón se intensificó a categoría 3 y se acercaba a las costas de Veracruz. Su centro se localizaba a esta hora a 75 kilómetros al noreste de Nautla y a 120 kilómetros al este-sureste de Tuxpan.

Presentaba entonces vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora, rachas de 215 kilómetros por hora y movimiento hacia el oeste a 17 kilómetros por hora.
Se pronosticó su ingreso a tierra durante la madrugada por la costa norte de la entidad, en las inmediaciones del municipio de Tecolutla.

El Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales (SIATCT) ubicaba anoche en peligro máximo (rojo) al centro y norte de Veracruz, y al noreste y norte de Puebla. En peligro alto (naranja) al sureste, norte, noreste y este de Hidalgo; así como al sureste y centro-oeste de Puebla; y al sureste de San Luis Potosí.

El Gobierno de Veracruz instaló ayer 27 refugios temporales y emitió alerta roja para la zona norte y centro de su territorio, y amarilla para la zona sur, a la vez que pidió al Gobierno federal que emitiera la alerta de emergencia por inminencia de desastre y liberara los recursos e insumos de asistencia humanitaria que podrían requerir hasta 3 millones 500 millones de habitantes.

“Es un evento fuerte y puede traer consecuencias muy graves si no se atienden las recomendaciones”, expresó por la tarde el Gobernador Cuitláhuac García.

La Coordinación de Protección Civil de Tamaulipas instaló los consejos municipales de Protección Civil de Tampico, Madero y Altamira, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En tanto, el Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, advirtió que “Grace” podría impactar el estado durante 48 horas y llamó a la población a mantenerse atenta.

Incluso en el Estado de México, el Servicio Meteorológico Nacional anunció desde ayer lluvias y rachas de viento de hasta 60 km/h en municipios como Amecameca, Ixtapan de la Sal, Toluca, Atlacomulco y Valle de Bravo.

Anoche el Presidente Andrés Manuel López Obrador publicó en Twitter que el huracán entraría por Nautla, Veracruz, a la 1:00 horas.

“Estoy en comunicación con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García. El huracán entrará por Nautla a la una de la mañana, aproximadamente”.