El cáncer bucal se puede desarrollar en cualquier parte de la cavidad oral, por lo que, ante cualquier signo o síntoma anormal e incluso dolor persistente, se debe acudir inmediatamente al dentista o directamente con el médico oncólogo para su revisión, así lo estableció Ana Italia Marín Bosque, integrante del Colegio de Médicos Cirujanos Dentistas de Aguascalientes.

Detalló que con el cáncer bucal se pueden ver afectados la lengua, los labios, el paladar, debajo de la lengua o la parte interna de las mejillas. Explicó que los signos o síntomas de alarma de cáncer bucal pudieran ser la aparición de una llaga en los labios o en alguna parte de la boca que no cicatriza tras varias semanas, la aparición de un parche blanco o rojizo en la parte interna de la boca, que un diente se afloje como causa de un tumor presente, un crecimiento o una protuberancia adentro de la boca, dolor bucal que prevalece y no se quita, y a veces un dolor de oído o al ingerir alimento.

Indicó que las causas son debido al desarrollo de alteraciones, mutaciones o cambios en el ADN de una persona donde las instrucciones dadas al código genético de la célula mutan o cambian, por lo que van a trabajar inadecuadamente, de tal manera que éstas crecen y se dividen exageradamente. “La acumulación anormal de este tipo de células cancerosas puede llegar a formar un tumor y con el tiempo diseminarse dentro de la boca o hacia la cabeza, el cuello u otras partes del cuerpo”.

Apuntó que hasta el momento no se sabe con exactitud qué provoca las alteraciones en estas células, sin embargo, se han podido identificar algunos factores que aumentan el riesgo o predisponen tales como el consumo de tabaco, bebidas alcohólicas, la exposición excesiva al sol en los labios, un sistema inmune debilitado y el contagio con el virus del papiloma humano vía transmisión sexual.

Afirmó que para prevenirlo se recomienda no consumir tabaco, alcohol con moderación, evitar la exposición excesiva del sol en los labios, evitar prácticas sexuales sin protección y consultar al médico regularmente. “Si detectan cualquier alteración o cambio en su boca acudir a su dentista o directamente con el oncólogo”.

¡Participa con tu opinión!