Natalia Vitela y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En lugar de explicar los motivos que lo enfilan a la reelección como dirigente del PRI, Alejandro «Alito» Moreno, se lanzó contra sus críticos dentro del tricolor, a quienes amenazó con la expulsión.
Dijo que existen múltiples solicitudes de expulsión en contra de sus detractores, a quienes acusó de haber dañado la imagen del partido.
En la lista puso a ex dirigentes tricolores como Dulce María Sauri, Manlio Fabio Beltrones, Pedro Joaquín Coldwell y Enrique Ochoa, así como al ex Secretario de Educación, Aurelio Nuño.
Mientras exhibía sus rostros en el salón donde daba su conferencia, los cuestionaba por sus acciones al frente del partido y los vinculaba al homicidio de Luis Donaldo Colosio en 1994, a los desvíos del Pemex en la campaña del 2000 o la reforma educativa de 2018.
«Hay muchas propuestas y solicitudes de los estados para que se presente ante la Comisión de Justicia Partidaria la expulsión de todas y cada uno de ellos, porque causales de expulsión también son atentar contra la unidad del partido, calumniar en el partido, mentir públicamente con el partido.
«Ellos son los que no hicieron nada, ¿por qué no levantaron la voz para que se castigara a todos? Y tuvimos severas consecuencias porque se empezó a fortalecer y consolidar el rechazo al PRI», afirmó.
Moreno advirtió que no van a permitir que «perfiles rancios» del viejo régimen vuelvan a manchar el nombre del PRI.
«A partir de hoy, los vamos a poner en su lugar y les vamos a contestar y los vamos a exhibir con firmeza y con claridad, porque son un grupo de cínicos que fueron los que lastimaron al partido con todas sus acciones y los hechos que ocurrieron en el pasado», aseguró.

Los priistas, según Alito

El dirigente tricolor arremetió contra sus críticos.

«Dulce María Sauri era presidenta del PRI en el 2000, y no sólo no renunció, se quedó dos años al frente del partido, y destruyeron al partido»

«Sale un tristemente célebre Aurelio Nuño, un político de Polanco, que no está afiliado al PRI y, tras perder la Presidencia, se peló a EU»

«Uno de los señalados en los expedientes (del caso Colosio), y no lo digo yo, lo dice la actuación judicial, es Manlio Fabio Beltrones»

«Pedro Joaquín Coldwell no tiene vergüenza, díganme ¿cuándo se ha parado en el partido? Y dicen que son priistas»

«Enrique Ochoa que andaba diciéndole a los priistas: ‘créanme que soy militante del PRI’, háganme el favor»