La iniciativa presidencial que busca reformar la Ley de Hidrocarburos en México viola varios derechos constitucionales y es difícil que proceda en las condiciones en que fue presentada, además de que amedrenta a los empresarios, así lo estableció el presidente de la Asociación Hidroamegas, Ramón Lomas Torres.

Afirmó que esta reforma tiene tintes meramente políticos donde el presidente López Obrador sólo busca llamar la atención, al tratar de demostrar que va a intimidar al sector gasolinero por medio de sus iniciativas legales; “veo difícil que procedan porque violan derechos constitucionales que tenemos y es complicado que procedan por lo menos bajo las condiciones en las que las presentó”.

Resaltó que con dicha iniciativa prácticamente amenaza a los gasolineros y a las empresas franquicitarias de que si no se alinean, el Gobierno Federal va a llegar, va a tomar las estaciones y le va a dar la concesión a otra persona que sí la sepa operar bajo las condiciones que él está pensando, entre otras cosas. “La verdad son barbaridades muchas de las que se presentaron en esta iniciativa”.

Apuntó que ésta y todas sus pretensiones del Presidente de la República tienen como única justificación el combate a la corrupción y en este caso en lo referente al robo de combustibles donde hace ver que todo el mundo es corrupto y malo, aunado al hecho de querer revivir a la paraestatal Pemex, la cual es un ente muerto o caído que cada día pierde millones de dólares y le cuesta a todos los mexicanos mucho dinero mantener a una empresa que es improductiva del Gobierno Federal. “Esta empresa de Pemex, no lo digo yo, sino lo dicen los estudios, entes e instituciones internacionales, es prácticamente imposible levantarla”.

Por lo anterior, hizo votos por que los diputados federales sienten precedente y de verdad se pongan a trabajar en el verdadero análisis de dicha iniciativa. “No estoy en contra de una reforma, siempre y cuando sea beneficiosa para el público en general, pues vivimos en este país y no puede ser que estemos a expensas de caprichos de cierto sector público”.