Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Morena y sus aliados habrían lograron la mayoría calificada en el Congreso de la Unión y podrán así echar a andar el llamado Plan C de reformas constitucionales que incluyen cambios sustanciales en el Poder Judicial y en sistema electoral, entre otros, de acuerdo con los resultados preliminares de las elecciones del pasado domingo.
La coalición Sigamos Haciendo Historia podría además aprobar, sin necesidad de negociar con la oposición, los nombramientos de ministros, magistrados, consejeros electorales y titulares de los órganos autónomos, así como desaparecer las instituciones que consideren pertinentes, como ya lo han dejado entrever con las iniciativas presidenciales de Andrés Manuel López Obrador.
Con las cifras de conteo rápido que dio a conocer la presidenta del Instituto Nacional Electoral, Guadalupe Taddei, al filo de la media noche, Morena y sus aliados habrían alcanzado entre 346 y 380 diputados y entre 76 y 88 senadores.
Alcanzarían así la mayoría calificada.
La Constitución mexicana establece que para la aprobación de reformas a la misma y para otros procedimientos legislativos se requiere de mayoría calificada, es decir el voto a favor de de dos terceras partes de los legisladores presentes en el salón de plenos, en ambas cámaras del Congreso de la Unión.
En el caso de la Cámara de Diputados se requerirían 334 votos, de estar presentes sus 500 integrantes, y en el del Senado 85 de 128 legisladores.
La coalición Fuerza y Corazón por México, en tanto, registró un retroceso respecto a 2021, cuando logró el número necesario de legisladores para frenar reformas constitucionales impulsadas por Morena y sus aliados.
En Cámara de Diputados, la alianza opositora apenas podría contar, por mucho, con 129 diputados.
Movimiento Ciudadano alcanzaría, por su parte, de 23 a 32 diputados.
Y en el Senado, la alianza del PAN, PRI y PRD apenas lograría entre 34 y 43 senadores. La bancada de MC tendría entre 4 y 8.
‘Avalancha’
Los triunfos de Morena y aliados significaron una avalancha para la oposición.
En la elección del Senado, el PAN solo llevaba ventaja en Aguascalientes y Querétaro, entidades con menor población.
La alianza Fuerza y Corazón por México solo pudo aspirar a 26 posiciones de primera minoría.
Movimiento Ciudadano peleaba Nuevo León y Jalisco con la alianza opositora y Morena. Solo se perfilaba una primera minoría en Campeche.
En la Cámara de Diputados Morena, PT y PVEM sumaban triunfos en cerca de 250 de los 300 distritos distritos en disputa.
La alianza opositora, que había logrado ser competitiva en las elecciones de 2021 para renovar la Cámara de Diputados, no logró retener triunfos en los estados donde gobiernan. Perdieron distritos en Durango, Coahuila, Guanajuato, Yucatán y Chihuahua.
El PREP daba entre 49 y 52 triunfos a la alianza de oposición, cuando en 2021 alcanzó 63.
Además, en ese año, el PAN había sumado 33 triunfos sin alianza y el PRI 11.
Movimiento Ciudadano, que se negó a ir en la coalición opositora, pagó también con derrotas esta decisión.
El bastión de Jalisco se perdió en los distritos federales, aunque hayan ganado la gubernatura.
De siete triunfos que hubo en el 2021, MC peleaba triunfos en 1 de los 20 distritos federales de la entidad, el distrito 6 de Nuevo México, es decir, perdió los distritos del área metropolitana.
Lo mismo pasó con Nuevo León, el otro estado que gobierna MC. Solo había un triunfo en el distrito 13 de Salinas Victoria.
PRD, en riesgo
El Partido de la Revolución Democrática se encuentra en riesgo perder su registro nacional.
Con una historia de 35 años, la elección del 2024 ha sido la última oportunidad del partido del sol azteca para intentar mantenerse como fuerza política nacional.
Apostó a mantener el registro con la alianza formada con PAN y PRI.
De acuerdo al conteo rápido del INE, el PRD está en el filo de la navaja.
En la Cámara de Diputados habrá alcanzado entre el 2.4 y el 3.1 de la votación nacional.
En las elecciones del Senado y de la Presidencia, no llega al 3 por ciento que exige la legislación para conservar el registro de partido político nacional.
Para conservar el registro,tendría que lograr dicho porcentaje en alguna de las tres votaciones.
Fundado en 1989 por Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Heberto Castillo, Amalia García y Gilberto Rincón Gallardo, entre otros, se consolidó como fuerza política en la década de los 90, ganando la primera elección de Jefe de Gobierno de la Ciudad de México en 1997.
Postuló a Cárdenas como candidato presidencial en 1994 y 2000 y a Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2012. Ambos se terminaron separando del PRD.
En las elección de 2018 apoyó la candidatura presidencial del panista Ricardo Anaya.
Concluyó la LXV Legislatura del Congreso de la Unión con 12 diputados y 5 senadores.