Un joven consumó otro suicidio más en Aguascalientes, sin que fueran reveladas las causas que lo orillaron a tomar la fatal decisión.
Los trágicos hechos quedaron al descubierto el miércoles a las 06:18 horas, en una vivienda ubicada en la calle Puerto Salina Cruz, en el fraccionamiento Villas del Puertecito.
Hasta ese lugar acudieron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” y una ambulancia del ISSEA, luego de que en el C4 Municipal se recibió un reporte de que habían encontrado a una persona del sexo masculino colgada del cuello.
Al momento de hacer su arribo, se percataron que la víctima, identificada como Genaro, de 18 años, ya había sido descolgada por sus familiares, pero se encontraba inconsciente.
Al momento que los paramédicos se dispusieron a brindar los primeros auxilios, se percataron que ya había fallecido.
El papá del joven, quien dijo llamarse Gerardo, comentó que a las 06:00 horas fue a despertar a su hijo, pero se dio cuenta de que éste no se encontraba en su habitación, por lo que comenzó a buscarlo.
Al dirigirse al patio de servicio, lo encontró colgado del cuello con un lazo que amarró a una protección metálica.
De inmediato lo descolgó y trató de brindarle los primeros auxilios, al tiempo que pedía a otros familiares que llamaran a los servicios de emergencia. Sin embargo, cuando llegaron los paramédicos, le confirmaron que su hijo ya había muerto.
Para realizar las diligencias correspondientes, se presentaron en la escena del suicidio los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la Fiscalía General del Estado.