Avala el Colegio de Economistas de Aguascalientes las medidas adoptadas por el Ejecutivo del Estado para contrarrestar los contagios por COVID-19. Su presidente, José Gil Gordillo Mendoza, estableció que si bien se ven alarmantes por el impacto económico que pudiera tener, al final va a ayudar a controlar este problema de salud para evitar que se desborden los hospitales.
Apuntó que la postura del Colegio de Economistas es de apoyo a las acciones del Gobierno ya que si no se toman medidas más estrictas no va a haber ya atención médica suficiente para las personas que se enfermen y en este caso se tiene que apoyar a la autoridad y la población debe contribuir a las estrategias. “Esa es la parte de corresponsabilidad que tenemos que cuidar, ya cerramos, preparemos las medidas específicas y no esperemos a cerrar para luego ver cómo apoyamos a estos sectores”.
Destacó que a pesar de estas medidas, afortunadamente Aguascalientes no se encuentra en un escenario económico tan catastrófico como el ocurrido en abril y mayo pasado en que hubo un cierre total de las actividades, sin embargo subrayó que es importante hacer esfuerzos por mantener la operación del sector industrial que es el que más aporta en empleos y en ingresos al Estado.
Afirmó que en el caso del sector del entretenimiento que se manifestó el pasado viernes, si bien su labor es muy loable, ante la situación de salud actual que vive el estado, éstos deben hacer el esfuerzo de cerrar y el Gobierno debe tratar de apoyarlos.
Por lo que respecta al Colegio de Economistas, indicó que van a contribuir con la autoridad en dar información de cuáles son los sectores más afectados, cuántos empleos se perjudican y demás cuestiones que se tienen que tomar en cuenta con estas medidas adoptadas y que estarán vigentes hasta el 30 de noviembre. “Mi principal preocupación, es que a pesar de estas medidas en que se está sacrificando lo económico, la población se siga conduciendo de manera tan irresponsable porque si no, esto nos va a llevar a otro escenario”.