Amarga empate gol de Jiménez

Los Wolves dejaron ir la oportunidad de meterse entre los tres primeros de la Premier League en los últimos minutos de su partido ante el Newcastle que parecía ganado luego de tomar la ventaja a falta de diez minutos del final del partido. La frustración se palpó en el cuadro licántropo que no pudo sacar el resultado de tres puntos.
A lo largo de los 90 minutos el Wolverhampton fue el que propuso el partido, en la primera parte Daniele Podence estuvo cerca en dos ocasiones con disparos de fuera del área que fueron avisos importantes. Jiménez no estuvo fino en sus remates que pasaron muy desviados. En el complemento, precisamente al 55 no se señaló una pena máxima en favor de los Wolves cuando un disparo de Podence fue cortado con la mano.
Los minutos fueron pasando sin tener cambio en la pizarra. Tuvo que llegar el minuto 80 para que se rompiera el empate sin goles; Pedro Neto metió centro desde la izquierda que fue rechazado por la defensa del Newcastle, la pelota le quedó a Raúl Jiménez que controló para ponerse en posición de disparo y de volea sacó un fogonazo que terminó en las redes en un gol de bandera. Parecía que era la victoria para los de Nuno Espíritu Santo, pero al 88 un tiro libre a las afueras del área cambió todo.
Jacob Murphy cobró a media altura por afuera de la barrera con una comba muy pronunciada, la defensa de los Lobos no hizo bien su trabajo y Rui Patricio no alcanzó a llegar también con el miedo de pegarse en el poste. El gol terminó con las esperanzas de victoria para los Wolves que se conformaron al sumar un punto llegando a 10 unidades que los colocan en la octava posición a solamente 3 del liderato. Raúl Jiménez llegó a cuatro goles en la temporada tras seis juegos.