Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó ayer una iniciativa para reformar la Ley de Hidrocarburos vigente, con el planteamiento fundamental de que las empresas del Estado jueguen un papel más activo en toda la cadena de esta industria.
La iniciativa, que incluye a los sectores de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos, alega que la participación de la iniciativa privada pone en riesgo la seguridad y economía del País.
“Se considera inadecuado dejar la protección de dichas actividades en manos del sector privado ante riesgos inminentes a la seguridad nacional, energética o para la economía nacional.
“Es imperativo el fortalecimiento de las empresas productivas del Estado mexicano como garantes de la seguridad y soberanía energética y palanca de desarrollo nacional, para detonar un efecto multiplicador en el sector privado”, refiere.
La carta firmada por el Mandatario fue enviada ayer a la diputada Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.
La iniciativa también busca cómo desincentivar y castigar diversas prácticas relacionadas con el comercio ilícito de hidrocarburos y petrolíferos.
Propone reformar el régimen de sanciones para que se imponga la revocación de permisos de operación a todos los sujetos que reincidan en conductas contrarias a la Ley, como robo de hidrocarburos.
El documento plantea que la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía podrán suspender temporalmente los permisos expedidos “cuando se prevea un peligro inminente a la seguridad nacional, a la seguridad energética o para la economía nacional”.