Dulce Anahí Soto Luévano 
Agencia Reforma

CDMX.- Médicos pasantes alistan un paro nacional para exigir a la Secretaría de Salud (Ssa) que no recorte el presupuesto para las becas de los pasantes que iniciarán su servicio social a partir de agosto en clínicas rurales del País.

El paro iniciará el 30 de julio y continuará de manera indefinida hasta que las demandas de estos galenos sean atendidas, informó la Asamblea Mexicana de Médicos Pasantes en Servicio Social (AMMPSS).

También denuncian que en varios estados no se ha llevado a cabo la asignación de plazas para hacer el servicio social, la cual se realizaba cada semestre alrededor de un mes antes de que inicien el servicio, a fin de dar oportunidad a los pasantes de llegar al sitio de trabajo, conseguir vivienda e instalarse.

De acuerdo con la AMMPSS, la falta de designación de plazas obstaculiza que los pasantes que terminan su ciclo entreguen de manera organizada los centros de salud a los pasantes que inician.

Además señalan que hay inseguridad en la mayor parte de las regiones del País donde realizan el servicio social y exigen respeto a la salud y a la dignidad profesional, de acuerdo con un posicionamiento de la Asamblea.

“Se solicita la cooperación de todos los pasantes de medicina y áreas afines a la salud en este paro de actividades. Se exhorta a las diferentes universidades a apoyar a sus estudiantes en este movimiento”, indicó la AMMPSS.

REFORMA publicó en mayo que la Secretaría de Salud pretende reducir en 50 por ciento el presupuesto para las becas de los pasantes del área médica que realizan su servicio social en las clínicas rurales del País.

Días después, los pasantes crearon la Asamblea para organizarse contra ese recorte e informaron que lo harían de manera pacífica, pero a la fecha no han sido escuchados.

“Debido a los pocos resultados que las medidas diplomáticas trajeron, se convoca a paro nacional de pasantes de medicina”, reiteraron.