Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En caso de persistir en el desacato a los ordenamientos del INE, el presidente Andrés Manuel López Obrador podría recibir desde una amonestación pública hasta una multa de 5 mil salarios mínimos -615 mil pesos- e incluso un arresto de 36 horas.

Luego de que el Mandatario afirmara que no ha sido notificado por el Instituto de una posible sanción por violar la ley, el órgano electoral exhibió el oficio entregado el jueves a la Consejería Jurídica del Ejecutivo en el que advierte de los posibles castigos.

En el oficio de 32 hojas, la Unidad Técnica de lo Contencioso del INE argumenta que en su conferencia del 20 de abril, el Presidente, pese a que fue notificado un día antes que debía abstenerse de hablar de logros de gobierno y de la elección, lo volvió hacer, justificando que debía responder preguntas de reporteros.

La Unidad verificará que el Mandatario no hable sobre 11 temas relacionados con programas y el proceso electoral en sus actos públicos.