Intensificó la Profeco su operativo de verificación y vigilancia en establecimientos que ofertan productos de la canasta básica a fin de apercibir a aquellos que han incrementado sin justificación los precios con el pretexto de la contingencia sanitaria por el COVID-19, señaló Carlos Ricardo Olvera Ávila.
Recordó que aquellos comercios que incurran en aumentos injustificados y más en tiempo de contingencia sanitaria, se pueden hacer acreedores a la inmovilización de productos, el aseguramiento de los mismos, la suspensión de la comercialización, ordenar el retiro de bienes y productos del mercado, la colocación de sellos, la suspensión de información o publicidad, así como emitir alertas a los consumidores, todo ello de acuerdo al artículo 25 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, que señala multas desde 280 hasta los 28 mil pesos y en caso de que persista la infracción, podrán imponerse nuevas infracciones por cada día que transcurra y que se desobedezca el mandato respectivo hasta por 11 mil 239 pesos por un periodo no mayor a 180 días.
Finalmente, exhortó a los consumidores a denunciar a los comercios abusivos al correo electrónico: denunciasprofeco@profeco.gob.mx o directamente en el teléfono del consumidor al 800 468 8722 o vía WhatsApp al 55 80 78 04 85, 55 80 78 04 88 y 55 80 78 03 44 en horario de lunes a viernes de 9 a 19 horas en estos teléfonos y los fines de semana de 10 a 6 de la tarde.