Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno estadounidense amagó con acudir a un mecanismo formal de solución de controversias bajo el T-MEC por considerar que las medidas de México sobre el tema son insuficientes.
«Estos cambios no son suficientes y el enfoque propuesto por México, que no está basado en la ciencia, aún amenaza con interrumpir miles de millones de dólares en el comercio agrícola bilateral», expuso el Gobierno de EU.
«Dejamos en claro hoy que, si este problema no se resuelve, consideraremos todas las opciones, incluida la adopción de medidas formales para hacer cumplir nuestros derechos en virtud del T-MEC».
El Gobierno de México entregó el 16 de diciembre una propuesta de enmiendas al decreto presidencial en las que menciona alargar el periodo de transición para la prohibición de la importación de maíz amarillo proveniente de EU, a partir de 2024 y no 2023 como se pretendía, y excluir la medida para el forraje animal.
Doug McKalip, jefe negociador agrícola de la Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), y Alexis Taylor, subsecretaria de Comercio y Asuntos Agrícolas Exteriores, se reunieron este lunes con Alejandro Encinas Nájera, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), y otros funcionarios del País para abordar el decreto del Ejecutivo mexicano.
Ayer, la titular de la SE, Raquel Buenrostro, se reunió con empresas canadienses del sector energético para dar seguimiento a los acuerdos del 18 de enero con el Ejecutivo. Se reunirán de nuevo a finales del próximo mes.