Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, llamó ayer a los consejeros electorales Lorenzo Córdova y Ciro Murayama a cesar lo que calificó como acciones para atacar a su partido y advirtió que, en caso contrario, concretarán un juicio político contra ellos en la Cámara de Diputados.
Ante su advertencia de que el Instituto Nacional Electoral (INE) debe “renovarse o exterminarse”, el dirigente desinfló su amago y se limitó a decir que si ese organismo continúa actuando con interés político “el pueblo se los reclamará”.
“Es decisión de la bancada en la Cámara de Diputados. Yo los exhortaría a que, si siguen con este tipo de acciones, se meta este juicio político”, demandó.
Delgado acudió a la sede del INE para entregar impugnaciones de 30 candidatos morenistas a quienes los consejeros les cancelaron su registro a diputados o Alcaldes por no presentar informes de precampaña.
Insistió en que el Consejo General emitió una resolución “desproporcionada” al retirarles el registro, por lo que ahora acuden ante los magistrados para que enmienden la plana al INE.
Sin embargo, amenazó que de no corregirse la situación, realizarán una resistencia civil pacífica, aunque sin aclarar en qué consiste.
“El INE no busca aplicar la ley, sino dañar políticamente a nuestro movimiento, exigimos imparcialidad”, apuntó el diputado con licencia, quien insistió en que Córdova y Murayama son “empleados” del PAN y PRI.
“Hay una clara intencionalidad política en la resolución del INE. Curiosamente afecta candidatos que gozan de una altísima preferencia, como es el caso de Guerrero, Michoacán o candidatos a diputados federales o alcaldes de Baja California, Ciudad de México, Sonora y Chihuahua”.
¿Llamará a la resistencia?, se le preguntó.
“Habrá resistencia civil pacífica si el INE persiste en atacar a nuestro movimiento. Exigimos elecciones libres y transparentes. La propia gente es la que se está movilizando. Venimos hoy tratando que esto se resuelva por la vía legal y pacífica”, dijo.