TORONTO, Canadá.- Para Daniel Craig, los mejores momentos de un filme son los que se viven detrás de cámaras, y lo comprueba cada que los ve por primera vez, y recuerda algunas anécdotas, como le sucedió con Glass Onion: A Knives Out Mystery.
«Cada filme es una aventura, y cada uno te deja algo. De lo que más disfruto es cuando tengo a un elenco con el que hago una fraternidad y me sucedió con esta cinta. Sinceramente fue muy divertido el ‘detrás de cámaras’ que no filmamos.
«Rodamos la película en condiciones especiales (por la pandemia) y la convivencia creo que fue más estrecha. Cada uno tuvo sus momentos de locura y cada uno tuvo la certeza de que lo haríamos con todo el profesionalismo, pero divirtiéndonos», apuntó Craig.
Anoche, el conocido intérprete del Agente 007, acudió al VISA Screening Room at the Princess of Wales, para la premier mundial de la que es la segunda historia de la trilogía de Entre Navajas y Secretos en el Festival Internacional de Cine de Toronto. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)