Frente a los aumentos en los precios de alimentos básicos como el jitomate, la cebolla y el aguacate, muchas amas de casa han decidido disminuir su consumo en las comidas cotidianas. Según consumidores del Centro Comercial Agropecuario, la primera canasta básica de 2024 se adquirió por al menos 2 mil pesos.

Durante un recorrido por este centro de abastos, René, responsable de la distribución de frutas y verduras, mencionó que los precios han subido desde noviembre. A pesar de esto, afirmó que los comerciantes intentan mantener precios accesibles, especialmente en productos como el aguacate y el limón, que suelen encarecerse en esta época, pero se ofrecen a precios razonables en su negocio.

Por otro lado, consumidores como la señora Francisca han ajustado sus hábitos de compra debido a los altos precios, reduciendo el consumo de productos como el jitomate y buscando alternativas más económicas. Sandra, otra clienta, destacó que el costo de productos como el jitomate y la cebolla se ha duplicado, obligándola a buscar precios más bajos y limitar sus compras a lo esencial. Muchos coinciden en que han tenido que dejar de incluir ciertos productos en sus menús diarios.

J. Jesús Acevedo Villanueva, cliente habitual, expresó su preocupación por el alto costo de productos como el tomate, la cebolla y el huevo. Señaló que su gasto quincenal en alimentos ha llegado a 6 mil pesos, incluyendo menos carne de lo habitual.