El intenso calor que afecta a la entidad ha generado escasez de garrafones de agua y hielos ante la alta demanda de estos productos, señaló el presidente estatal de la CANACO, Miguel Ángel Breceda Solís.
Las condiciones extremas de calor han superado la capacidad de producción de las empresas que elaboran estos productos, pues no se esperaba tal demanda.
“Es un problema que ha superado la producción. Con la escasez del agua y el intenso calor, las plantas que elaboran hielo y embotellan agua están agotadas, pero se tiene que buscar la manera de resolverlo”, manifestó.
El dirigente del sector comercio reconoció que estas condiciones han generado incrementos en el precio de estos productos, como en el caso de los garrafones de agua, que han subido su precio en cinco o seis pesos más.
Manifestó que, aunque se pueda justificar algún incremento, no deben darse abusos por parte de los establecimientos en la venta al público en general, y solicitó que la Procuraduría Federal del Consumidor mantenga operativos de vigilancia para evitar excesos en perjuicio de los clientes.
Breceda Solís expuso que la escasez de agua embotellada y hielos se concentra en la ciudad, registrándose que estas mercancías se agotan de manera rápida en negocios como tiendas de autoservicio.
No obstante, afirmó que se trabaja a marchas forzadas para mantener el suministro, en el que algunos negocios se quedan sin abastecimiento, mientras otros son surtidos y rápidamente venden sus existencias.
Dijo que la ciudadanía debe hacer un uso racional del vital líquido, a la vez que descartó que el suministro de cerveza presente una situación de desabasto.