Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno federal se dispone a prolongar el tope de precios del gas LP por tiempo indefinido.
La Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó el jueves un proyecto de Acuerdo con la metodología para fijar los precios, que ya no será una disposición de emergencia, como la que entró en vigor a finales de julio de 2021 y, por tanto, no tendrá un periodo predeterminado de aplicación.
«Fijar precios máximos al gas LP, equivale a otorgar un beneficio a la comunidad, a la colectividad, que se mantendrá fijo y permanente con la presente regulación, a efecto de impedir que el alza en los precios de los combustibles sea pagada a costa de los ciudadanos.
«Aproximadamente el 79 por ciento de la población mexicana utiliza el gas LP como el principal combustible en sus actividades cotidianas, por lo tanto, es perceptible el interés social que conlleva regular los precios excesivos», explica el proyecto.
El tope de 2021 fue establecido a raíz de una directriz de emergencia de la Secretaría de Energía, con una vigencia inicial de seis meses, que por ley sólo podía prorrogarse por otro periodo igual, que vence el próximo 29 de julio.
La CRE sostiene que el tope ha sido exitoso en proteger a los consumidores, ya que, sin esta medida, el precio hubiera llegado a 35.36 pesos por kilo, en vez de los 24.50 pesos actuales.
También estima que, en un periodo de 12 meses, el tope permanente resultará en ahorros de 29 mil 62 millones de pesos para 23 millones de familias, sin que se afecte la capacidad operativa de las 876 empresas permisionarias.
Otro punto a favor del nuevo Acuerdo es que, en diciembre pasado, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitió un dictamen preliminar, en el que determina que no existen condiciones de competencia efectiva en 213 de los 220 mercados de distribución de gas LP en todo el País.