Tonatiuh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Más de 600 efectivos, entre marinos, policías, oficiales de pesca e inspectores, arribarán al Alto Golfo de California en los próximos días para blindar el polígono de protección de la vaquita marina, anunció el Gobierno Federal.

El 24 de septiembre se levantó la veda temporal del camarón en la zona. Ese día, los pescadores de San Felipe, Baja California, y Santa Clara, Sonora, regresaron al mar con redes tradicionales, según cartas dirigidas al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por el momento, 14 inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ubicados en San Felipe y en Puerto Peñasco, Sonora, llevan a cabo recorridos de vigilancia marítima y terrestre, informó la dependencia en un comunicado.

Si bien la pesca se reanunó en el hábitat de la vaquita marina, especie en peligro crítico de extinción, los pescadores acordaron respetar su polígono de protección.

No obstante, los inspectores establecen puntos de observación, colocan filtros y revisan embarcaciones en muelles, rampas y bajaderos para verificar que cuenten con documentación en regla, que las actividades se realicen con artes de pesca autorizadas y que no afecten a especies en riesgo, como la vaquita y la totoaba.

La Profepa precisó que las labores de recuperación de redes fantasmas continúan en la zona con apoyo de organizaciones no gubernamentales, como Sea Shepherd y el Museo de la Ballena.

Además, adelantó que trabaja junto con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) en la publicación de un próximo acuerdo de restricción de actividades en la zona, que garantice la sustentabilidad y productividad de la región.