Martha Alicia Martínez Paredes
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El pleno de la Cámara de Diputados alista la aprobación de una reforma que establece un cobro adicional al costo de los dispositivos que almacenan contenido en formato digital, como smartphones, tabletas, computadoras, memorias externas y discos duros.

La propuesta presentada por el presidente de la Comisión de Cultura, el morenista Sergio Mayer, modifica la Ley Federal de Derechos de Autor y ya es conocida como “moche digital”.

La iniciativa instaura una “remuneración compensatoria” por la realización de cualquier copia o reproducción de obras divulgadas en forma de libros o publicaciones, fonogramas, videogramas o en cualquier otro soporte sonoro, visual o audiovisual, misma que será irrenunciable para los titulares de los derechos patrimoniales de autor.

El dictamen enlistado en el orden del día señala que serán los fabricantes e importadores que comercialicen dichos dispositivos en territorio nacional los responsables de cubrir dicha remuneración.

Además, señala que serán obligados solidarios en el pago de la misma el distribuidor y comercializador al púbico.

“El pago de la remuneración compensatoria será exigible al fabricante y al obligado solidario a partir del primer acto de comercialización dentro del territorio nacional (…) En el caso de los importadores será exigible al momento del ingreso de las mercancías al territorio nacional”, plantea.

El proyecto señala que el Instituto Nacional del Derecho de Autor será el que determine los equipos, aparatos, soportes e instrumentos técnicos sujetos al pago del cobro adicional, las cantidades que los obligados deberán cubrir por este concepto y la distribución de ésta entre las distintas modalidades de reproducción.

Para ello, agrega, deberá tomar en cuenta que las reproducciones realizadas al margen de la ley ocasionan un perjuicio a los titulares de derechos de autor y conexos.

Además, la frecuencia de uso de los equipos aparatos y soportes materiales, la capacidad de almacenamiento, la importancia de la función de reproducción respecto al resto de las funciones de los equipos y soportes y los usos y costumbres internacionales.

Asimismo, establece que quedarán exentos del pago de la remuneración compensatoria los equipos y dispositivos adquiridos por el sector público federal, estatal y municipal, el Congreso de la Unión y las Legislaturas de los estados, los poderes Judicial federal y locales para su funcionamiento, los certificados por el Instituto y los comprados por personas físicas para uso fuera del País.

El dictamen señala que los montos deberán ser revisados cada dos años, previendo la actualización de los equipos.

De acuerdo con la Red en Defensa de los Derechos Digitales, de aprobarse la iniciativa, fabricantes e importadores de computadoras, teléfonos móviles, discos duros, memorias USB, impresoras, entre otros, deberán pagar montos que pueden alcanzar hasta 3 mil 500 pesos por dispositivo, costo que será trasladado a los consumidores, incluso en múltiples ocasiones, de manera injusta y desproporcionada.