Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal busca favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante una reforma a la Ley de Industria Eléctrica (LIE) con la que cambiarán los criterios de despacho eléctrico en favor de la empresa estatal.

A través de un Proyecto de Decreto emitido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 29 de enero y enviado a la Cámara de Diputados, se establece la modificación a diversas disposiciones de la LIE.

En primer lugar, se busca privilegiar a la energía que produce la CFE antes que la de los privados con el siguiente orden, hidroeléctricas, nuclear, geotérmica, ciclos combinados y termoeléctricas de la Comisión.

Posteriormente, se dará despacho a los ciclos combinados de los productores independientes de energía (PIE).

Finalmente se dará salida a las centrales solares, eólicas y de ciclos combinados de empresas privadas.

“La Nueva Política Energética demanda ajustes a la LIE. El sistema de despacho de los generadores eléctricos, impuesto a través de la emisión de dicha ley, es uno de los mecanismos destinados a establecer grandes privilegios a la generación privada, con grave perjuicio a la CFE, reformarlo es imperativo que motiva la presentación de la siguiente iniciativa, por lo que se propone la modificación del mecanismo del despacho de las centrales eléctricas”, refiere el documento.

Para que CFE Suministro Básico pueda llevar energía a los hogares y pequeños consumidores está obligado a comprar energía mediante subastas eléctricas, mecanismo que fue cancelado por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) en febrero de 2019, pero la reforma a la LIE contempla eliminar la obligatoriedad de compra por subastas.

“Las subastas son una perversa maquinación ideada con el único propósito de garantizar la rentabilidad de las inversiones de los generadores privados en detrimento de la CFE, ya que los contratos correspondientes tienen una vigencia de 20 años.

“Los precios no están sujetos a las variaciones del mercado, se relega la generación proveniente de las centrales de la CFE y se aprovecha de la infraestructura de CFE y se les otorga prioridad en el despacho”, según el proyecto.

También menciona que los permisos eléctricos que se entreguen y operen deben estar alineados con la planeación del Sistema Eléctrico Nacional, de lo contrario, representan un riesgo para el funcionamiento adecuado de las redes eléctricas.

En cuanto al otorgamiento de Certificados de Energía Limpia (CELs), un instrumento creado con la reforma energética para incentivar la incorporación de nueva energía renovable, se propone que sean otorgados sin importar la fecha de entrada en operación y la propiedad de la central.

Para la Comisión Reguladora de Energía (CRE) se le obligará a revocar los permisos otorgados a las centrales de autoabastecimiento renovable y las modificaciones que soliciten; es por eso que se hará la revisión de la legalidad y rentabilidad que los contratos tienen para el Gobierno federal.