Ultiman detalles los comerciantes del centro a casi una semana de la entrada en vigor de la disposición de cero bolsas de plástico por parte del Ayuntamiento de Aguascalientes, informó su presidente, Alfonso Linares Medina quien comentó que a la fecha poco más de un 80% de los comercios ya están inmersos en el cambio.
El representante de Acocen comentó a El Heraldo que a ocho días de entrar en vigor el Reglamento de Protección al Medio Ambiente y Manejo de Áreas Verdes del Municipio de Aguascalientes y tras un año de gracia por parte de la autoridad municipal, la mayoría de los comercios se encuentran listos para dar paso al cambio de mentalidad en la eliminación de bolsas de plástico, popotes y desechables en la entrega de sus productos a la población.
Indicó que, en el caso de dicha agrupación, se llevaron a cabo varios foros a lo largo de este año con sus afiliados donde también acercaron a algunos proveedores, quienes dieron a conocer los productos sustitutos de las bolsas tradicionales de plástico, hechas completamente de elementos naturales como fécula de maíz, semilla de aguacate, entre otros.
Linares Medina resaltó que han tenido un acercamiento directo con la Secretaría del Medio Ambiente y Sustentabilidad del Municipio, quien les ha apoyado en este proceso de cambio, por lo que han solicitado a la autoridad municipal que los puestos semifijos instalados en el centro también acaten estas nuevas disposiciones. En cuanto a las multas, recordó que irán de los 8 mil hasta los 80 mil pesos para aquellos que reincidan, además de que la autoridad municipal les indicó que iniciarán con 25 verificadores quienes tendrán el acercamiento con los comercios para verificar que efectivamente se haya realizado este cambio.
Subrayó que a la fecha poco más del 80% de los comercios en el centro ya están inmersos en esta nueva medida e implementaron la entrega de bolsas biodegradables; los restaurantes ya no están dando popotes ni proporcionando alimentos en productos de unicel, incluso algunos negocios de alimentos y bebidas hicieron sus propias campañas, aunque reconoció que aún hay algunos comercios que están reacios, “pero ya veremos en enero, qué pasa con ellos”.