Alejandro León e Iván Sosa
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En el Parque Santa Úrsula, en una zona habitacional y en el estacionamiento del Estadio Azteca, particulares pretenden construir un megadesarrollo con centros comerciales y hospedaje, de cara al Mundial de Futbol de 2026.
Los impactos ambientales por desarrollar el Conjunto Estadio Azteca serán mitigados, expone el proyecto inmobiliario sometido a consulta vecinal.
Particulares presentaron el proyecto Conjunto Estadio Azteca, que busca hacer las obras en una superficie de más de 354 mil metros cuadrados, en la zona de los Pedregales, Alcaldía Coyoacán.
Los predios que utilizará son Avenida Estadio Azteca número 42, Calzada de Tlalpan 3475, Anillo Periférico 6582 y Prolongación División del Norte 3901.
El proyecto se desarrollará en un polígono de actuación aprobado que consta de cuatro predios, los cuales tienen zonificación habitacional mixto y de equipamiento, detallaron.
Se estima que habrá afectaciones en más de 60 mil metros cuadrados de áreas verdes, así como 834 árboles afectados y 2 mil 188 árboles que conservarán.
Para restituir la misma dimensión de áreas verdes, se crearán techos verdes, corredores con vegetación, entre lagos y fuentes recreativas, y se sembrarán mil 668 árboles, para esto serán destinados 252 millones de pesos, asegura el plan.
Los desarrolladores aseguran que tendrán sistemas de captación y potabilización de agua de lluvia. Actualmente, opera un pozo a cargo de Sistema de Aguas de Ciudad de México, que provee 50 litros por segundo, el proyecto señala que los techos colectarán agua pluvial y serán construidos 5 pozos de infiltración de lluvia y una tratadora de caudales residuales.
Acotaron que iniciaron una consulta vecinal, la cual busca propiciar que el diseño responda a las necesidades de los vecinos y los usuarios.
En movilidad ofrecen crear un andador peatonal recreativo alrededor del predio, una ciclovía, con 870 biciestacionamientos, corredor de acceso desde la estación del Tren Ligero, así como la ampliación de las vialidades alrededor, con la intención de mejorar el entorno de toda la zona.
Sin embargo, vecinos de Santa Úrsula Coapa cuestionaron el proyecto, pues criticaron que representantes aseguran contar con autorizaciones pese a que no se les han mostrado estudios de factibilidad.
«Tenemos pozos y todavía nos abastecen de agua y si nos quitan esos pozos, qué agua vamos a tener. Esto va a ocasionar serios problemas, están actuando con dolo y están violando los derechos de los pueblos», lamentó Rubén Ramírez, vecino de Santa Úrsula.
Además, afirmaron que la operación del Estadio les ha traído afectaciones por años, sobre todo de movilidad.