CDMX.- La boda secreta, en una capilla en Las Vegas el fin de semana, entre Ben Affleck y Jennifer Lopez, sorprendió por su sencillez y bajo perfil.
Pero el actor y la cantante ya preparan una fiesta enorme, a la que invitarán a familia, amigos y celebridades, que tendrá lugar en próximas semanas en la mansión que Affleck posee, cerca de la ciudad de Savannah, en Georgia.
De acuerdo con el sitio TMZ, la intérprete de «Love Don’t Cost a Thing», quien tomará el nombre legal de Jennifer Lynn Affleck, estuvo en la residencia hace poco junto con su manager para comenzar a bosquejar el festejo.
La revista People confirmó el deseo de la pareja de gritar su amor por todo lo alto en compañía de sus seres queridos, pues en la «Ciudad del Pecado» tan sólo estuvieron acompañados por los hijos de ella.
«Planean tener una gran fiesta y celebrar con sus amigos y familia. Aún no han planeado su luna de miel. Jennifer dice que cada día al lado de Ben es una luna de miel», dijo al medio una fuente.
Ben y Jennifer se comprometieron hace 20 años, poco después de conocerse en el set de la comedia “Una Relación Peligrosa”, pero rompieron en 2003.
Para él, quien tiene 49 años, es su segundo matrimonio; mientras que para ella, de 52, es el cuarto. (Staff/Agencia Reforma)