Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Una vez concluida la jornada electoral del 6 de junio, la próxima semana el Instituto Nacional Electoral (INE) iniciará la organización de la consulta popular sobre los ex presidentes, que se realizará el 1 de agosto.
Ello sin que el órgano electoral tenga claro de cuánto presupuesto dispone para la realización del ejercicio.
Ayer, el Consejo General del INE aprobó una adenda a los lineamientos avalados el 6 de abril pasado.
En el nuevo documento se establece que en cada una de las casillas habrá hasta 2 mil 500 boletas, cuando se había determinado que el máximo eran mil 500. Sin embargo, aún no se define cuántas mesas se instalarán.
También se establecieron las fechas para que los ciudadanos que quieran ser observadores se registren: del 21 de junio al 28 de julio de 2021.
Nuevamente, la consejera Carla Humphrey planteó mantener en los lineamientos hacer uso de la votación electrónica, pero ocho de sus compañeros lo rechazaron.
En el acuerdo del 6 abril sí se incluía hacer uso de urnas electrónicas, pero se excluyó en los proyectos siguientes porque las áreas técnicas del organismo electoral consideraron que no había condiciones, dinero, tiempo ni personal.
El consejero Jaime Rivera explicó que incluir estos dispositivos electrónicos requiere de una auditoría y dedicar más personal a su supervisión, coordinación y ejecución, y por ello en las elecciones de 2020 y 2021 su uso fue mínimo.
Además, recordó, se deben trasladar con cuidados especiales y la capacitación requiere de folletos particulares.
“El beneficio que darían sería mínimo, y en ahorro económico cero, más bien implican más gasto. No debemos complicar un proceso que, de por sí, se está desenvolviendo en condiciones extraordinarias por la escasez de recursos”, aseveró.
A partir del próximo 15 de junio arrancará la difusión de la consulta mediante spots del INE por radio y televisión.
En la actualización de los lineamientos se mantiene que los cómputos distritales comenzarán una vez concluida la votación.
El secretario ejecutivo tendrá 48 horas para informar al Consejo General, y éste 72 horas para declarar la validez de la consulta.
Si en el ejercicio participa el 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal, el resultado será vinculatorio para los poderes Ejecutivo y Legislativo, así como para las autoridades competentes, y tendrá efectos durante los tres años siguientes.
Se pedirá a los funcionarios de casilla que participaron en la jornada del 6 de junio que lo hagan otra vez en agosto, y en caso de rechazo se recurrirá a la lista de reserva.
También se confirmó que no habrá representación de los partidos políticos en las mesas de votación.