Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Feb.- Alejandro Calvillo, director de la organización El Poder del Consumidor, informó que presentará una denuncia penal ante la PGR y una queja ante la CNDH por el espionaje del que fue objeto a través de malware.
El sábado se dio a conocer que una investigación de Citizen Lab, organismo adscrito a la Universidad de Toronto, demostró que Calvillo, Luis Manuel Encarnación, de la organización Contrapeso, y el investigador Simón Barquera, del Instituto Nacional de Salud Pública, fueron víctimas de espionaje.
Los tres recibieron entre el 8 de julio y el 17 de agosto de 2016, diferentes mensajes SMS con enlaces maliciosos que tenían el propósito de instalar malware para vigilancia, comercializado por la firma israelí NSO Group, en sus teléfonos móviles.
“Uno de los SMS que yo recibí decía: ‘Alejandro, acaba de salir una nota en Proceso donde te mencionan y se está viralizando’. Abrí la liga y me mandó a una página que parecía ser de Gayosso, yo lo interpreté como una amenaza, una intimidación”, describió el activista en entrevista.
“Luis Manuel y Simón recibieron mensajes similares y al ingresar a las ligas el software espía se instaló en nuestros dispositivos”.
El malware instalado en los móviles se denomina Pegasus y le da acceso al atacante a todos los archivos guardados, así como capacidades para utilizar la cámara, el micrófono y el GPS del dispositivo.
Calvillo dijo no saber quién podría estar detrás del espionaje.
“No sabemos quién fue, pero lo que tenemos en común los tres afectados es que en ese momento estábamos trabajando el tema del impuesto (a bebidas azucaradas) y la crítica al etiquetado frontal (de alimentos procesados)”, señaló.