Las mercancías más buscadas por la delincuencia en asaltos carreteros son alimentos y abarrotes, rubro que ocupa el primer lugar en la incidencia delictiva de robo de unidades de carga, afirmó el presidente de la Canacar, Roberto Díaz Ruiz.
Las unidades que trasladan alimentos y abarrotes concentran el 16.98% de los asaltos carreteros en el país, lo que advierte sobre la comercialización de este tipo de mercancías en el comercio informal e ilegal, subrayó.
El segundo rubro más afectado corresponde a materiales de construcción, con el 10.51% de los asaltos denunciados. Este sector, que difícilmente era atractivo para los grupos delictivos, ahora representa un gran interés para apoderarse de productos como cemento, varillas, cal y otros materiales.
Las refacciones y productos automotrices alcanzan el 5.98% de los casos, por lo que es importante que este tipo de sectores tomen medidas de precaución ante este tipo de robo de mercancías.
Díaz Ruiz advirtió que también se registran asaltos a unidades que transportan hidrocarburos, medicamentos, material de curación, productos de limpieza, ropa y calzado, concentrando un 60% de los robos a tractocamiones.
Los grupos delictivos dedicados al robo al transporte de carga también buscan mercancías como plástico, cartón y hasta químicos, agregó.
Manifestó que el mercado informal de venta de mercancías, que suele darse en zonas urbanas, forma parte de un aliciente para el robo que impacta a diversas empresas y sectores económicos.
El dirigente del sector transportista manifestó que los asaltos a unidades cargadas de mercancías suelen darse en las cercanías de las grandes zonas metropolitanas, donde se concentra un gran número de población y dinamismo económico.