Aseguran los que saben que la oportunidad la pintan calva, por lo que dentro de las condiciones en que actualmente se encuentran hoteleros y restauranteros debería haber una mayor conexión de trabajo entre ambas partes, ofreciendo paquetes que los involucre y que a la vez sea un plus para los visitantes.

Son tiempos de recoger las varas y así hay que entenderlo, por lo que cada quien debe reducir los precios de sus servicios, lo que seguramente signifique una utilidad mínima, pero es preferible a no tenerla.

Los hoteleros han comenzado a promocionar una tercera noche gratis que le represente un ahorro al cliente y de manera paralela ayudan a que con esta actitud, quien se quede un día más se interese en comprar artículos en otros lugares, lo que contribuye a que esté en marcha la cadena comercial que beneficie a más negocios y fortalece el empleo.

El secretario de Comisiones del Colegio de Economistas de Aguascalientes, José Gil Gordillo Mendoza, señaló que el sector hotelero ha sido de los más perjudicados con el período de la pandemia, ya que tan sólo el mes de junio lo cerró con una ocupación de 20% y al concluir 2020 llegaría al 40%, por lo que la pérdida de 60% implica una caída de 3% en el Producto Interno Bruto (PIB).

En similares condiciones se encuentran los restauranteros, de acuerdo a la información aportada por la Canirac (Cámara de Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados), que en abril trabajaron al 5%, en mayo al 15%, en junio al 40%  y en julio al 50%, considerándose que para fines de año alcancen el 70%. A nivel nacional el mismo organismo informó que hasta la fecha han cerrado 90 mil empresas, de las 636 mil que tiene registradas, sin embargo confía que será de las áreas que más rápido puedan recuperarse.

De las posibles soluciones que se han planteado para salvar al mayor número de negocios, es que de común acuerdo con los hoteleros que tengan convenio, los restauranteros podrían ofrecer los alimentos a mitad del costo durante la estancia en las hospederías y si se acogen a la tercera noche gratis que vaya incluida la carta.

Todo es cuestión e embonar intereses y labores para que de ahí surja algo positivo para todos, lo que además significará una promoción para Aguascalientes, ya que “de boca en boca” los turistas darán cuenta de lo bien que les fue en su visita a esta entidad.

El anuncio que hizo la presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Aguascalientes (AHMA), Gloria Romo Cuesta, que del 15 de agosto al 5 de septiembre todas las hosterías ofrecen gratis una tercera noche, va en relación con el acuerdo que suscribieron seis estados del centro-occidente del país para impulsar la “industria sin chimeneas”.

Se trabaja en coordinación con los gobiernos de Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Querétaro, Zacatecas y Aguascalientes, de manera que en cada lugar se lleven a cabo paquetes turísticos, con recorridos entre los municipios y en los estados, que no requieren de mucho tiempo ya que podrían ser de uno, dos o tres días.

Ahora sólo falta saber qué compromisos asumen sobre el particular los restauranteros para cerrar la pinza, y que a la vez fusionen propósitos con los hoteleros para lograr que en un futuro lo vivido ahora sea parte del anecdotario.

RESISTE AL TIEMPO

Una posesión que debería defenderse a toda costa se pierde con la mayor facilidad que deja perplejo a cualquiera, sin embargo antes de lanzar cualquier condena es necesario analizar los factores que influyen para que alguien decida abandonar la vivienda que está pagando.

Es un fenómeno que de ninguna manera es nuevo, lo que llega a presentarse durante y después de una revuelta social o ante fuerte período económico, por lo que hay fincas abandonadas de clase alta, media y baja, tanto urbanas como rurales, donde algunas son ocupadas por los que hoy se conoce como “paracaidistas” y otras su deterioro las lleva al derrumbe sin que alguien reclame al menos la propiedad del terreno.

Por lo expuesto no debe significar una carga moral para el secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial, Armando Roque Cruz, de que siga presentándose este problema y que ninguna de las fórmulas que se han puesto en marcha logre evitarlo. Por decirlo de alguna manera es parte intrínseca de la entidad, que se podrán hacer todos los esfuerzos al alcance pero siempre estará presente.

El funcionario lo imputa a que “durante los dos pasados sexenios federales se impulsó de más la construcción de vivienda”, fijándose como meta un millón de casas nuevas por año y que se hicieron en lugares inapropiados, muchas veces sin los más mínimos servicios básicos, sin transporte público, escuelas, mercados, etc., por lo que muchas familias optaron por dejarlas.

Lo cierto es que pese a todos los inconvenientes que había, el costo de la casa o pie de casa resultaba prohibitivo, que era lo que más pesaba en la economía familiar, por lo que preferían por irse a otro lugar. Lo señalado se demuestra fácilmente con las llamadas “colonias perdidas”, cuyos habitantes un buen día se posesionaron de un predio de propiedad gubernamental o privada y se lo repartieron; lo hicieron a sabiendas que no tendrán acceso a ningún tipo de servicio público y así soportaron por años hasta que después de mucho presionar lograron que se los legalizaran. No pagaron el costo del terreno, por lo que sólo lo hicieron para las escrituras.

Cuando un trabajador abandona la casa que recibió a crédito es porque con su sueldo le resulta difícil pagarla, ya que además el fraccionamiento se encuentra alejado de su centro de labores, no tiene escuelas ni mercado, entonces prefiere perderla con todos los problemas que esto implique y es justamente lo que debería considerarse, pero no sólo con los obreros sucede sino con familias de clase media que enfrentan serias dificultades para conservar la posesión.

El problema con las casas que están abandonadas es que primero son destruidas en puertas y ventanas y una vez que queda el “cascarón” las ocupan grupos de drogadictos y alcohólicos  para consumir toda clase de estimulantes, constituyendo en un peligro para el vecindario ya que luego se producen pleitos que en ocasiones terminan con heridos y muertos.

Pero también se presenta otra complicación igual de espinosa y es de aquellos vivales que se especializan en localizar casas abandonadas y que estén en buen estado para hacerse de ellas, llegando al extremo que las rentan y así pasa el tiempo hasta que el verdadero propietario es requerido por las autoridades cuando hay una queja y entonces se descubre el fraude.

Por último la receta que ofrece Roque Cruz para evitar que siga este tipo de situaciones, al considerar que no debe promoverse los desarrollos alejados de la mancha urbana, en su oficina está la solución, ya que es parte fundamental en el organismo encargado de conocer y autorizar las solicitudes de nuevos fraccionamientos.

SIEMPRE SOLIDARIOS

Aguascalientes ha sido tierra de oportunidades para nacionales y extranjeros. Desde  antes de 1575, cuando se oficializó la creación de la Villa, fue sido así, con familias procedentes del Reino de Nueva Galicia -hoy Guadalajara – y de Zacatecas, lo que ha seguido hasta la fecha, por lo que el multiculturalismo es parte de la entidad. El representante de la Agencia de la ONU para los Refugiados en Aguascalientes, Alejandro Rea Granados, asegura que el estado está catalogado como solidario, “al ser un lugar que facilita la integración local de esta población que requiere de protección internacional”, por lo que viven y se desarrollan 167 familias procedentes de Venezuela, Guatemala, Honduras, Cuba y Siria, integradas por 144 hombres y 163 mujeres, entre ellos 77 niñas y niños, con 5 que ya nacieron aquí. Así ha sido en diferentes épocas, como fue el caso de la inmigración china desde finales del Siglo XIX y más acentuado durante la primera mitad del Siglo XX, cuyos descendientes continúan presentes, por lo tanto ser fraterno es parte del ADN de los aguascalentenses.