Ante un panorama económico difícil, es fundamental cerrar filas entre Gobierno, sector salud y la industria, para proteger los empleos y reconstruir la economía, evitando la detonación de problemas sociales.

Así lo señaló el gobernador Martín Orozco al acudir a la empresa Tohken Thermo Mexicana, dedicada a la fabricación de autopartes, donde constató el cumplimiento del protocolo sanitario que ha hecho posible la reactivación de sus operaciones.

Ahí, refrendó que su Gobierno está comprometido con la reactivación económica local bajo un estricto cuidado de la salud de los trabajadores y sus familias.

En ese sentido, subrayó que con ese criterio es que se ha dado luz verde a empresas del sector automotriz que han cumplido las medidas preventivas correspondientes, para garantizar la protección de sus empleados y evitar cualquier riesgo de contagio por COVID-19.

Ahí, le dieron a conocer el proceso establecido para la operación en sus instalaciones, como en el conjunto de empresas que integran el Parque Industrial Automotriz.

En ese complejo más de dos mil empleados regresan a sus lugares de trabajo en espacios sanitizados y seguros, se destacó durante el recorrido, durante el cual mostraron la adquisición de insumos preventivos para los empleados, como son cubrebocas, caretas de protección, guantes, alcohol en gel, tapetes sanitarios, entre otros.